Cuanto demora estudiar una Maestría en Linea

Si bien los títulos de maestría en línea le brindan mucha flexibilidad en términos de programación, también requieren mucho esfuerzo y planificación. Debe tener una idea aproximada de la cantidad de horas que está dispuesto a dedicar a sus actividades de estudio, en contraposición a la cantidad de horas aconsejada por la escuela, para tener éxito en un programa de maestría en línea.

¿Cuánto tiempo deberías dedicar a obtener tu maestría en línea?

Se recomienda que recibas 12 horas de docencia a la semana, además de las horas de trabajo independiente que van desde las 10 a las 17 horas a la semana. Como resultado, dedicará aproximadamente 25 horas a la semana en su programa de maestría en línea. Esto diferirá en función de las necesidades de cada universidad.

Al estudiar en línea, ¿cuál es el mejor método para organizar su tiempo?

A continuación se presentan dos opciones que pueden ayudarlo a organizar su tiempo de acuerdo con su ritmo preferido y la cantidad promedio semanal de horas que recomendamos, y puede estudiar para el máster que ha estado buscando utilizando una de las técnicas que se describen a continuación.

No está solo en su lucha por lograr un equilibrio entre estudiar y trabajar a tiempo parcial. Es un desafío hacer malabarismos con lo académico con un trabajo de medio tiempo; ¿Cómo puede crear un equilibrio entre sus compromisos profesionales, responsabilidades académicas y obligaciones sociales?

Las formas de equilibrar el estudio y el trabajo en línea se demuestran en las siguientes propuestas.

1. Tenga siempre un calendario a mano.

Es vital tener una idea clara de cuánto tiempo queda para prepararse para la temida prueba o entrega de la tarea. El calendario, ya sea digital o impreso en papel, será la herramienta más útil para el alumno.

2. Cree un horario de estudio.

Después de eso, es necesario establecer una rutina de estudio constante, idealmente a diario. Debido a que los biorritmos de cada persona son diferentes, algunas personas son más productivas por la mañana, mientras que otras son más productivas por la tarde o la noche. Estudiar, como cualquier otro hábito, necesita constancia hasta que se convierte en una segunda naturaleza. Ya no parecerá pesado y desmotivador si se hace casi instintivamente.

3. Establezca prioridades y manténgase alejado de la multitarea a toda costa.

Ciertas tareas deben cumplirse antes que otras, por lo que se les debe dar más prioridad que al resto de responsabilidades. Esto puede deberse a que se acerca la fecha de entrega o examen. Si bien las personas son capaces de ejecutar muchas cosas al mismo tiempo, no se recomienda hacerlo en un ambiente académico.

4. Establecer metas alcanzables a corto y largo plazo.

Pasar ciertos exámenes competitivos puede ser un objetivo clave, pero primero debe dividirse en pasos más pequeños y factibles para lograr este noble objetivo. Esto se puede hacer recordando cuántas materias se deben estudiar y cuántas materias están contenidas en cada una de las materias que componen cada materia. Una vez que haya reconocido esto, será mucho más sencillo establecer metas más realistas a corto y largo plazo para usted.

5. Haga planes para las vacaciones y el tiempo personal.

Si bien estudiar es beneficioso, hacerlo de forma regular puede provocar agotamiento. Todo el mundo necesita tiempo para relajarse y descomprimirse mientras se divierte. Por otro lado, estos descansos pueden ser muy perjudiciales, provocando que decidas dejar de estudiar y continuar al día siguiente. Debe elegir cuándo hacer una pausa, al igual que debe elegir cuándo abrir el lirbo y asegurarse de que dure el mismo tiempo cada vez.

6. Tu fuerza de Voluntad:

Es vital abordar el estudio con la perspectiva correcta para que tenga éxito. La motivación y la fuerza de voluntad son dos aspectos que influyen en nuestro enfoque del aprendizaje a la hora de estudiar. Si se considera tedioso y aburrido, constantemente se considerará indeseable y no podrá formar un hábito de estudio estable.

7. Cree una estrategia con anticipación.

Estar debidamente preparado es fundamental para el éxito, por lo que planificar su sesión de estudio con anticipación es tan importante. Ya sea que esté estudiando en casa o en la biblioteca, todos sus recursos deben estar preparados con anticipación, idealmente el día anterior, para evitar improvisar en el último minuto y perder una nota o un libro importante.

8. Seleccione un lugar adecuado para su sesión de estudio.

El entorno en el que estudias puede ser una fuente de concentración o una fuente de distracciones. Sin embargo, la biblioteca, preferiblemente en solitario, siempre será la mejor opción. Si eliges estudiar con amigos, debes esforzarte por trabajar juntos y evitar el chat inactivo.

9. Evite a toda costa las interrupciones.

Si quieres estudiar en casa, te recomendamos que pongas tu teléfono en silencio o, mejor aún, que lo apagues, para evitar interrupciones de familiares o compañeros de piso. Además, si está estudiando en una computadora, manténgase alejado de los sitios de redes sociales y los sitios web que pueden ser entretenidos.

10. Mantener la uniformidad en la asignación de responsabilidades.

No todas las materias requieren la misma cantidad de tiempo de estudio debido a las variaciones en la dificultad y duración de cada tema. También es concebible que un tema cueste más que otro. Para empezar, las asignaturas deben clasificarse de acuerdo con su complejidad, y debe determinarse dedicar más tiempo durante el día a las asignaturas más difíciles mientras se reservan las asignaturas más simples para el final del día o el final de la semana.

11. Empiece por la parte superior y avance en la lista, comenzando con los temas más difíciles y terminando con los más fáciles.

El cerebro, como el cuerpo, se cansa después de participar en una actividad. Como resultado, es mejor ir de las tareas más difíciles a las menos difíciles, en lugar de hacerlo al revés, porque hacerlo aumenta las posibilidades de no completar la tarea. Si eres productivo por la mañana y por la noche, lo mejor que puedes hacer es dejar el trabajo más difícil para el comienzo del día y las actividades más fáciles para el final del día antes de irte a dormir.

12. Examine, investigue e investigue un poco más.

En este artículo, el último consejo es repasar lo que se ha examinado anteriormente varias veces.

La revisión no solo ayuda a establecer nueva información, sino que también ayuda a una mayor conciencia de los detalles de ese conocimiento y, si es necesario, a la identificación de posibles errores cometidos al escribir las notas.

¿Qué importancia tiene poder administrar su tiempo?

Todo el mundo sabe que el mejor enfoque para programar un día es dividirlo en tres espacios de ocho horas cada uno: sueño, trabajo / estudio y ocio. En realidad, sin embargo, seguir esta regla mística de los tres ochos es increíblemente difícil.

Por eso es fundamental programar el tiempo que dedicamos a nuestras tareas, como prepararnos para los exámenes o completar un trabajo que debe entregarse a tiempo.

Nuestras vidas se están agotando de las siguientes maneras, según Stephen Covey, autor de Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas:

  • Cosas que son urgentes pero que no son importantes (interrupciones, imprevistos)
  • Hay solo algunos problemas urgentes e insignificantes (distracciones, exceso de tiempo perdido en nada productivo).
  • Además, a pesar de que los problemas cruciales no se prepararon adecuadamente, dedicamos una gran cantidad de tiempo a solucionarlos (como proyectos y crisis de última hora).

Como puedes ver, realizar tus estudios desde casa te permite mantener el contacto con tu familia mientras permaneces en el mismo lugar. Esto significa que si necesitas salir de una sesión para acostar a los niños o preparar la cena, no perderás el ritmo. Este es un ejemplo de educación en línea en acción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Alexander.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Banahosting que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.    Más información
Privacidad